Seleccionar página

Fuente: expansión.com 06.08.2019

Parece ser que la inteligencia artificial empieza a tener cabida en la medicina. Google ha creado un algoritmo capaz de predecir y alertar los problemas renales de pacientes de cuidados intensivos. La generación de gran cantidad de datos, provinientes de la correcta aplicación de la inteligencia artificial permite la elaboración de diagnósticos precoces para todo tipo de enfermedades. Un gran logro en el que, parece ser, la medicina y la tecnología se dan la mano.