Seleccionar página

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Excluir mi IP de los informe de Analytics

Introducción

Llegado el momento de tener nuestra página web lista, bien si la hemos hecho nosotros mismos, o bien si la ha trabajado un freelance o una agencia, accederemos muchísimas veces para revisar e ir corrigiendo errores y aspectos en la arquitectura web, diseño, etc. de la misma. Además, como queremos dar nuestros primeros pasos en analítica web, hemos insertado el código de Google Analytics para medir la interacción de los visitantes. La pregunta que nos hacemos es, ¿nos interesa que Google Analytics registre nuestras visitas? ¿Es relevante el tráfico interno de nuestra web? La respuesta para ambas cuestiones es NO y la solución está en excluir la IP en los informes de Analytics.

¿Por qué excluir la IP de los informes?

De forma muy sencilla y escueta podemos decir que una dirección IP (Internet Protocol) es la forma de identificarnos en una red. Se trata de un código binario y que nos da nuestro router. Cuando accedemos a una página web, la herramienta de análisis identifica la IP y almacena los movimientos de ese usuario. Si ese usuario somos nosotros mismos, se registrará el tiempo que estamos en la web, que páginas consultamos, se incrementará las páginas por sesión, la duración media, disminuirá la tasa de rebote, etc. Y de esta información, ¿con qué nos quedamos?… CON NADA. No es información relevante.

Si esto mismo se repite varias veces por semana, la situación es peor aún. Por contra, si un usuario que su IP lo sitúa en un país de Sudamérica, entra en mi web/blog, visita 4 páginas, está un tiempo de 5 minutos y comparte un artículo del blog por redes sociales,se estará registrando una información valiosísima para mí y me demuestra que ese usuario ha encontrado en mi web contenido interesante y de calidad.

Para evitar que esto suceda, es decir, para que no se registre el tráfico interno de mi web (entendemos como tráfico interno, el que hacemos nosotros mismos), hay un truco muy sencillo que hacemos a través de la aplicación de Google Analytics y que paso a explicarte a continuación en unos sencillos pasos.

¿Cómo hacerlo? Pasos a seguir

Como ya he comentado recientemente, te voy a enseñar el procedimiento para excluir mi IP de los informes de Analytics y no registrar nuestro tráfico interno y así obtener un informe lo más objetivo posible.

Una vez logeados en Google, accederemos a Google Analytics y desde aquí aplicaremos los siguientes pasos:

Paso 1 

En el la página principal encontraremos un menú a la izquierda de la pantalla. En la parte inferior accederemos a «Administrar».

paso 1

Paso 2

Accedemos a la pantalla donde se definen tres columnas, Cuenta, Propiedad y Vista. Es en esta última donde encontramos la opción «Filtro».

 

Google Analytics-paso 2

 

Paso 3

En la parte superior encontraremos un botón rojo «+ Añadir Filtro»,mediante el cual iremos incluyendo todos los filtros que queramos. En este caso nos vamos a centrar en un filtro específico. La imagen siguiente corresponde a los filtros que hay en esta web y corresponde a los lugares donde suelo trabajar. Aplico un filtro por cada centro de trabajo, oficina, casa, móvil, etc.

 

Añadir Filtro paso 3

 

Paso 4  

A continuación y antes de continuar en Google Analytics, debemos averiguar cuál es nuestra IP. Para ello debemos ir a otra web. Existen muchísimas páginas que de forma muy fiable te facilitan la IP que estás usando en ese momento. Debido a que es irrelevante elegir la web que te aporte el dato, no voy a recomendar ninguna en concreto, simplemente invito a poner en el buscador lo siguiente «mi ip» y elegir cualquiera que aparezca en los resultados de la búsqueda. en la imagen siguiente puedes ver un resultado concreto a modo de ejemplo. Un vez que ya tengamos nuestra IP, picaremos en ella, seleccionaremos y la copiaremos. Más adelante nos hará falta.

 

Obtener la IP paso 5

Paso 5 

Volvemos a Google Analytics y rellenaremos los campos que nos salen en la pantalla, tal cual figuran en la imagen siguiente. Copialo tal cual. En el campo (5) «Dirección IP», se incluirá la IP que obtuvimos anteriormente. Nos situaremos en el recuadro y lo de siempre, botón derecho y pegar. Finalmente, al final de la pantalla, picaremos en «Guardar» … y listo.

 

Excluir IP paso 5

 

Estos son los 5 sencillos pasos a seguir para excluir mi IP de los informes de Analytics,pero no todo iba a ser tan sencillo. Existe una pequeña dificultad a la hora de exluir la IP y es que esta puede variar. Es decir no siempre es la misma y si no la cambiamos de nada nos serviría el trabajo anterior. 

Se da la circunstancia que la gran mayoría de las IPs con las que accedemos a internet son DINÁMICAS,que varían y lo ideal sería contar con IPs ESTÁTICAS para usar el filtro una sóla vez. Creo que la diferencia entre una y otra merece una mención especial y que la tratamos a continuación.

Diferencia entre IP estática e IP dinámica

Como ya mencionamos al principio de este post, la IP  es un protocolo de acceso que nuestro proveedor de servicios de internet (ISP) nos facilita. Cuando un usuario contrata un servicio de acceso a internet, el proveedor facilita una IP que por lo general, suele ser dinámica. Sólo en el caso que se especifique, se podrá contratar una IP estática o también denominada fija. Ahora bien, que diferencia hay entre una y otra.

IP dinámica

Nuestro proveedor de internet nos asigna una IP que varía cada vez que el router se reinicia.La posibilidad que tras un reinicio la IP sea la misma es muy baja, con lo que la asignación de IP se hace de forma dinámica. Por norma general, la gran mayoría de ordenadores domésticos o de empresas que no precisen el acceso a un servidor, usarán este tipo de IP.

Ventajas    

  • La asignación de IP dinámica es gratuita y no supone un gasto extra.
  • Variar con cierta frecuencia la IP ofrece una seguridad extra ante posibles ataques.

Desventajas

  • Son menos estables y pueden generar interrupciones en la conexión.
  • En el caso de usar filtros de IP, habrá que cambiar la configuración cada vez que se reinicie el router.

IP estática (fija)

En este caso y ante una solicitud específica, nuestro proveedor de servicios nos asigna una IP que no va a variar nunca, ni siquiera cuando se reinicie el router. Este tipo de IP se usa para tener acceso a servidores y es frecuente en empresas de servicios de cloud computing o hosting web.

Ventajas

  • Ofrece una conexión más estable y sin cortes.

Desventajas

  • Al tratarse de un servicio específico por parte del proveedor, tiene un coste al margen del mero servicio a internet.
  • Presentan menos seguridad, fragilidad ante ataques maliciosos y mayor facilidad de acceso no permitido.
  • Al contrario que la IP dinámica, requieren de configuración de cierta complejidad, principalmente en seguridad.

 

Inconveniente si filtramos una IP dinámica

Tras este paréntesis, en donde hemos conocido la diferencia entre los dos tipos principales de IP y volviendo al caso que nos ocupa, nos centraremos en una de las desventajas que ofrece la IP dinámica. Nos referimos exactamente a que, con toda probabilidad vas a disponer de una IP de estás características, el filtro que hemos configurado no nos va a servir pasado algún tiempo. Recuerda que el filtro creado, excluye una IP concreta y si tu router ha sido reiniciado recientemente, es muy probable que la IP haya variado, con lo que no habrá otro remedio que modificar el filtro.

Para ello no es necesario crear un filtro nuevo, simplemente basta con averiguar la IP e introducirla en la configuración.  Te aseguro que el proceso es sencillo y fácil de aprender y en cuanto lo hagas un par de veces lo tendrás interiorizado.

En mi caso, cada vez que trabajo con una web, automáticamente cambio la IP del filtro y me aseguro que el tiempo que esté con la página abierta, Google Analytics no me está recogiendo información, la cual y como citamos al principio, es totalmente irrelevante.

Para ir finalizando con este post, comentar que existen varios métodos para filtrar mi IP de los informes de Analytics, pero considero este el más práctico al tratarse de una alternativa que nos ofrece la herramienta de Google Analytics.